Fernanda de la Figuera Foto de DAVID BOLLERO

Comunicado a raíz de la ratificación de la condena a nuestra presidenta Fernanda de la Figuera

Desde el Partido Cannábico Luz Verde nos queremos solidarizar con nuestra presidenta, Fernanda de la Figuera, cuya condena a 9 meses de prisión y multa de 10.000€ ha sido ratificada por la Audiencia Provincial de Málaga, convirtiéndola en una condena firme, a no ser que se presente un recurso al Tribunal Supremo.

Desde aquí la animamos a hacerlo y a agotar la vía judicial española, para poder acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en caso de negativas del Supremo y el Constitucional. Esperando de Europa un análisis menos parcial, prohibicionista y rancio, así como un reconocimiento a lo injusto de ésta y de todas las condenas por cultivo colectivo asociativo. Más aún en su caso, que lo era para uso terapéutico de mujeres pacientes.

En estos momentos, en los que la sociedad civil, junto a varios partidos, ha conseguido arrancar el debate en el Congreso y el Senado, con la presentación de cuatro propuestas de ley, es absurdo seguir recibiendo noticias como esta, que siguen criminalizando y estigmatizando a las personas usuarias.

Confiamos en que las propuestas, o la propuesta que se pueda llegar a consensuar, incluyan artículos en ese sentido, que se puedan aplicar a todas las condenas por cultivar para consumo propio, individual o colectivo, de forma retroactiva, para poder suspenderlas.

Una legalización, o una regulación integral, debería tener en cuenta criterios de reparación de los colectivos más castigados por la guerra contra las drogas. Y la industria debería empujar en ese sentido, creando oportunidades para que puedan rehacer sus vidas y las de sus familias, tan castigadas por una represión prohibicionista, injusta e irracional.

Desde la indignación, la rabia y la impotencia que produce recibir noticias de condenas como esta, queremos canalizarlas llamando la atención para que se deje ya de perseguir, criminalizar y reprimir a una cultura y movimiento que sólo pide que se le deje vivir acorde a sus principios y forma de vida.

No queremos más condenas, más presos, más multas, tratos vejatorios, acoso, persecución, imputaciones (investigaciones), juicios, detenciones, por cultivar para consumo propio, individual y colectivo.

Queremos legalizar una planta y su consumo, que nunca deberían haber estado perseguidos, pero sí regulados, ya que somos conscientes de que éste no es inocuo y debe advertirse de posibles riesgos y evitarse cuando no es aconsejable (menores con el cerebro en desarrollo, enfermos mentales).

Desde aquí todo nuestro apoyo a nuestra presidenta Fernanda y animamos a activar iniciativas para ayudarla a agotar la vía judicial española para hacer llegar el caso al TEDDHH de Estrasburgo y que pueda servir para revertir la situación, tanto en España como en Europa, tal como sucede ya en muchos países.

Fernanda, no estás sola, queremos ir contigo hasta el final. Gracias por toda una vida de lucha global, por iniciarla y seguirla. Ahora nos toca coger el relevo y conseguir acabar lo que tu empezaste, contigo, sin rendición.

Cuando parece que todo está perdido y no hay nada qué hacer, es el momento de unirnos para acabar con esta sinrazón.

#YoTambiénSoyFernanda #TodasSomosFernanda #TodosSomosFernanda #LegalizaciónYa #BastaDePresosPorPlantar #NoMásPresosPorCultivar

Partido Cannábico Luz Verde

 

Una respuesta a “Comunicado a raíz de la ratificación de la condena a nuestra presidenta Fernanda de la Figuera”

  1. Saludos a Fernanda de la Figuera. Toda mi admiración para esta luchadora.

    Cuando a un cultivador o comerciante de cannabis le imputan delitos «contra la salud pública» (art.368 CP) los poderes públicos entienden que la salud de las personas está en peligro por ser sustancia narcótica o estupefaciente. Se penaliza el consumo de la sustancia, aunque éste sea moderado.
    Sin embargo, husmeando en los bigdata busco la cifra de víctimas anuales en España por consumo de cannabis y no encuentro que haya personas fallecidas. Miro a su vez el número de personas muertas por afecciones hepáticas relacionadas con la ingesta de alcohol: 38.000 víctimas. Otras 51.000 mueren por cáncer de pulmón, laringe y esófago, asociado al consumo de tabaco. Y nada menos que 130.000 personas mueren por enfermedades asociadas a una incorrecta educación en los usos alimentarios: exceso de grasas animales, azúcar, aditivos alimentarios, harinas candeales, aceites de palma, sal, productos semielaborados, etc., que aunque no sean sustancias enteógenas sí afectan gravemente a la salud física y mental de las personas.

    Es decir, desde los poderes públicos no se penalizan las sustancias de acuerdo a su nocividad o letalidad, reflejado en número de víctimas, sino a su capacidad de «colocar» o modificar voluntariamente el estado de conciencia. Están poco preocupados por nuestra salud y mucho por nuestra moral. Como la Inquisición en la Edad Media.

    Cualquier sustancia puede ser potencialmente peligrosa si se consume fuera de toda medida. No cabe pues hablar de sustancia peligrosa sino de consumidor de riesgo. El cannabis no es para menores de edad o personas discapacitadas o de poca madurez mental. Las personas con tendencia a sufrir episodios psicóticos o esquizofrénicos son conocidas y controladas por la sanidad pública. El cannabis para esas personas es contraproducente, pero esas personas no pueden marcarnos el paso al resto, pues somos mayores de edad.

    Ahora que sabemos que el PSOE se niega a una Ley del Cánnabis hemos de hacer fuerte a Luz-Verde. Que recapaciten y sientan en el cogote la fuerza del mundo cannábico. Asociarse es la clave de nuestro éxito. Sólo conseguiremos nuestros objetivos si lo deseamos de verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.